• Los TME son el problema de salud relacionado con el trabajo más frecuente en España y en Europa
  • Según datos del INSS, la primera causa de incapacidad temporal por enfermedad común es la lumbalgia

Este martes ha tenido lugar en la sede de CCOO una Jornada sobre los trastornos musculoesqueléticos (TME), el problema de salud relacionado con el trabajo más frecuente en España y en Europa. El secretario de Salud Laboral y Medio Ambiente, Rogelio Marín, ha presentado los datos más destacables así como los expertos que han participado, entre los que figuran Mª José Sevilla, ergonomía del Instituto Sindical de Trabajo, Ambiente y Salud (ISTAS) , Rafael Palmer, médico del Trabajo, Manel García, médico inspector-evaluador en jefe de la unidad médica de valoración de incapacidades, y Ana Isasi, inspectora de Trabajo.

Tal como ha señalado en la presentación de los datos la técnica responsable en Salud Laboral Marga Jiménez, el año 2012 se notificaron en España 471.223 accidentes de trabajo con baja; de los cuales 408.537 fueron accidentes en jornada de trabajo (86,7% de del total) y 62.686 fueron accidentes in itínere (13,3% del total).

En el año 2013 se notificaron en España 459.535 accidentes de trabajo con baja;397.051 de los cuales fueron accidentes en jornada de trabajo (86,4% de del total) y 62.484 accidentes in itínere (13,3% del total). Datos a nivel nacional el año 2013 se comunicaron 155.026 accidentes de trabajo en jornada por sobreesfuerzos, cifra que representa un 39% de los accidentes laborales, y se notificaron, a través del sistema CEPROSS, 16.793 partes de enfermedad profesional de los cuales 6.145 corresponden a trastornos musculoesqueléticos, lo que representa un 40 %% del total de enfermedades profesionales comunicadas este año. Según datos del INSS, la primera causa de incapacidad temporal por enfermedad común es la lumbalgia.

Asimismo, en la última Encuesta Nacional de Condiciones de Trabajo se contempla que un 84% de los trabajadores encuestados señala que está expuesto, “siempre o casi siempre “o” a menudo “, en algún aspecto relacionado con las demandas físicas de su puesto de trabajo. Las demandas físicas más señaladas son: repetir los mismos movimientos de manos o brazos (59%) y adoptar posturas dolorosas o fatigantes (35.8%). Estos dos tipos de demandas físicas (repetir los mismos movimientos de manos o brazos y adoptar posturas dolorosas o fatigantes) predominan en todas las actividades analizadas.

En general, destacan los “movimientos repetitivos de manos o brazos” a las ramas de Industria manufacturera (67.5%) y Construcción y Transporte y Almacenamiento (ambos 67.3%); por su parte “estar sentado sin levantarse” es más frecuente en las ramas de Transporte y Almacenamiento y Comunicación, Actividades financieras, científicas, administrativas (68.6%); sin embargo, “estar de pie sin caminar” es más frecuente en las ramas de Hostelería (casi el 50%).

También es muy alto el porcentaje de trabajadores que adoptan posturas dolorosas o fatigantes, levantan o mueven cargas pesadas o aplican fuerzas importantes , en el sector de la Construcción, alrededor del 48%. Específicamente, en la rama de Actividades Sanitarias y Sociales destaca el elevado porcentaje de trabajadores que levantan o mueven personas (casi el 40%) La mayor parte de los TME afectan la espalda, la nuca, el cuello, los hombros y las extremidades superiores, aunque también las inferiores pero con menor medida.

Los problemas de salud abarcan desde incomodidad, molestias y dolores, hasta cuadros médicos más graves como epicondilitis, gangliassos, lumbalgias, que obligan a sol • licitar la baja laboral y incluso a recibir tratamiento médico. Por rama de actividad, son los trabajadores de las Actividades sanitarias y sociales los que más sienten alguna molestia (83.8%), seguidos por Transporte y almacenamiento (81.7%) y Hostelería (80.2%). Si consideramos el empleo, los conductores de vehículos, el personal sanitario y los trabajadores de hostelería y limpieza son los que manifiestan porcentajes de molestias más altos (83.2%, 81.9%, 81.4%).

Por último, y según las datos de la VII Encuesta Nacional de Condiciones de Trabajo, el porcentaje de mujeres que tienen alguna molestia musculoesquelética es mayor que el de los hombres (80.9% y 74.6%, respectivamente). Las mayores diferencias se dan en las enfermedades en la nuca / cuello (41.1% en mujeres y 28.4% en hombres) y en la zona alta de la espalda (31.1% en mujeres y 23.5% en hombres).

Datos a nivel balear Según datos del Ministerio de Empleo y Seguridad social, en nuestra Comunidad Autónoma el número de accidentes de trabajo con baja comunicados en 2013 fueron 13.253 en jornada de trabajo y 1.941 in itinere, un total de 15.194 accidentes con baja. El peso de los Trastornos Musculoesqueléticos (TME) en la siniestralidad registrada en el año 2013 es de casi un 44 %% ya que los accidentes debidos a sobreesfuerzos fueron 5.733.

En cuanto a las enfermedades profesionales del mismo año, el número de partes comunicados fue de 421 de los cuales 345 fueron patologías musculoesqueléticas y representan nada menos que el 82% de todas las declaradas. Si además observamos la distribución por sexo, las diferencias aumentan ya que las mujeres representan el 60% (210 partes comunicados) frente al 40% de los hombres (135 partes). En este sentido, el secretario de Salud Laboral y Medio Ambiente , Rogelio Marín, ha criticado que “somos la comunidad autónoma que menos declara enfermedades profesionales -comunicades a través del sistema Cepross-, tras La Rioja, Extremadura y Castilla-La Mancha”.

Objetivo El principal objetivo de la Jornada, según ha explicado el secretario de Salud Laboral y Medio Ambiente, ha sido dar a conocer a los delegados y delegadas de prevención “las estrategias preventivas a través de la ergonomía participativa (método Ergopar) para poder trasladar a las empresas la obligación de invertir en prevención para así combatir los factores de riesgo que causan los trastornos muculoesquelètics (TME) “.

Fuente: www.ib.ccoo.es

Imagen: Flickr