El sindicato CCOO ha puesto en marcha, desde hoy, una campaña informativa para explicar las modificaciones en la tramitación de las bajas laborales que ha introducido un Real Decreto del pasado 18 de julio que ya ha entrado, aunque parcialmente, en vigor. Las modificaciones permiten que las Mutuas controlen las bajas desde el primer día y ya sin distinción entre incapacidades por motivos profesionales o por motivos comunes. Estos cambios condicionarán, tanto la tramitación, como el papel que cumplirán los médicos del sistema público de salud y de las Mútuas. Y, sobre todo, las consecuencias que tendrá sobre la salud de los trabajadores y trabajadoras.

El arranque de la campaña informativa ha sido una jornada en la sede del Consejo Económico y Social con la presencia de numerosos delegados y delegadas del sindicato. Entre los ponentes ha reunido a personas de los diferentes ámbitos afectados, desde las asociaciones de médicos a los representantes de las Mutuas pasando por responsables sindicales y de las Administraciones.

El objeto de la Jornada es la repercusión que puede tener en la salud de los trabajadores y trabajadoras el hecho de que las Mutuas, que abonan los salarios en caso de enfermedad, puedan tener voz a la hora de conceder altas o bajas laborales. Esta es la prerrogativa que han logrado en el Real Decreto del 18 de julio. Con la nueva norma, la Mutua podrá solicitar el alta médica tanto en las contingencias profesionales, donde ya había esta posibilidad, como en las comunes. El facultativo que concedió la baja deberá responder argumentando si concede el alta o no. Este trámite incrementará el trabajo burocrático de los médicos del sistema público de salud y forzará los plazos de las altas porque las Mutuas tratarán de acortar los incapacidades tanto como les sea posible. Este dato ha motivado que el secretario de Salud Laboral, Seguridad Social y Medio Ambiente de CCOO Castilla y León, Mariano Sanz Lubeiro, criticara que “los criterios económicos condicionen la salud de trabajadores y trabajadoras”.

En opinión de Mariano Sanz, las Mutuas están acaparando una serie de competencias que deberían seguir siendo públicas como las prestaciones por maternidad o el pago del desempleo a los autónomos. La nueva Ley de Mutuas que está preparando el Gobierno incrementará, a criterio del secretario de Salud Laboral de CCOO Castilla y León, esta transferencia de poderes desde el sector público al privado. Por eso el sindicato está alertando de las consecuencias del Real Decreto del 18 de julio en la salud y está promoviendo una conciencia crítica entre los trabajadores y trabajadoras. “Cuando una persona acude con una dolencia a un médico tiende a considerar su criterio como cierto. Esto es así en el caso de los facultativos del sistema público de salud, pero no siempre en los de las Mutuas cuyas empresas tienen intereses económicos en que el trabajador vuelva a su puesto de trabajo”.

Las asesorías de salud laboral de CCOO Castilla y León han tenido entre 2002 y la actualidad casi 15.000 consultas de cuestiones de salud relacionadas con las Mutuas, el 42% del total de las registradas. Especialmente se detectan lo que Mariano Sanz ha definido como “altas prematuras” en trabajadores que no están recuperados y sus consiguientes recaídas que las Mutuas se niegan a reconocer como secuelas de dolencias anteriores.

Para evitar abusos con la salud de los trabajadores y trabajadoras el sindicato CCOO Castilla y León ha iniciado una campaña informativa que llegará a los centros de trabajo con asambleas y reparto de materiales en los que se aportarán propuestas para contrarrestar posibles abusos.

Fuente: www.castillayleon.ccoo.es