Las comidas fuera de casa son uno de los precios que mucha gente tiene que pagar por el modelo de sociedad en que vivimos. Pero cuidado… eso no debe significar descuidar la alimentación.

Para Secretos para el bienestar -secretosparaelbienestar.com-  para los profesionales que trabajan al menos ocho horas fuera de sus casas, comer sano es un gran reto. El estrés diario, las reuniones, los plazos, los proyectos interminables, las comidas de trabajo con alimentos poco saludables. Simplemente echando una mirada a una comida estándar de una persona con una agenda apretada con cada comida se van sumando calorías que al cabo de la semana forman una montaña muy difícil de reducir. Nikken ha creado una completa gama de productos nutricionales 100% naturales para ayudar a todo tipo de personas a mantener una dieta saludable.

Como norma general cuidar la comida dentro y fuera de las horas de trabajo. Dar importancia al desayuno y escoger un complemento nutricional de calidad o un complemento que aporte vitaminas, minerales y nutrientes necesarios.

Es fácil imaginar las caloría acumuladas a diario cuando las comidas son las habituales en los restaurantes de menús, habituales en las zonas comerciales y de oficinas. Pero no solo el sobre peso, también son habituales problemas como el colesterol, el exceso del nivel de azúcar o el aumento del ácido úrico.

Algunos consejos que todos conocen y pocos ponen en práctica.

  1. Comenzar el día con un desayuno saludable . Estamos hartos de oírlo.  El desayuno es la comida más importante del día. Un buen desayuno es el primer paso para una comida equilibrada. Además la mayoría de las personas podrá realizarlo en su casa, el mejor sitio para tomar lo que verdaderamente se quiere. Levantarse un poco antes y tomarse en tiempo necesario para disfrutar un desayuno variado proporciona un gran ventaja al comenzar el día de la mejor forma.
  2.  Animarse a llevar la propia comida. Llevar de casa la propia comida permite elegir alimentos más saludables y establecer las cantidades adecuadas. Es una costumbre muy extendida fuera de nuestras fronteras y cada vez más seguida por los españoles, sin importar la importancia del puesto en el trabajo. Todo el mundo puede llevar sopas, ensaladas, yogures, bocadillos y similares, que se puede preparar la noche anterior para llevar al trabajo.
  3. Echar mano de tentempiés saludables. Nueces, almendras, piezas de fruta y similares, que fácilmente se pueden comer cuando se tenga hambre. De esta manera, usted será capaz de evitar los alimentos de las máquinas con alimentos como patatas fritas, dulces, alimentos procesados y similares que no son saludables y se carga con el azúcar.
  4. En restaurantes elegir alimentos saludables. Hay días en los que será imposible alejarse del restaurante pero eso no debería ser un problema. Prudencia es la norma clave. Mantenerse alejado de alimentos fritos o alimentos ricos en grasas, sal y azúcar. Escoger carne magra, pescado, verduras y similares.

Fuente: secretosparaelbienestar.com

Imagen: Flickr