La Comunidad es epicentro nacional de seguridad y salud en el trabajo con la celebración del IV Congreso de Prevención de Riesgos Laborales. Este foro ha sido inaugurado en Ifema por la secretaria de Estado de Empleo, Engracia Hidalgo; la consejera de Empleo, Turismo y Cultura, Ana Isabel Mariño, y el consejero de Presidencia y Justicia, Salvador Victoria.

Durante estos días se darán cita en él representantes de grandes compañías nacionales e internacionales, de sindicatos, deportistas de élite, juristas, escritores, catedráticos y periodistas, y los mayores expertos en salud laboral. Asistirán más de mil congresistas durante la celebración, no sólo de España sino también de países como Brasil, Chile, Marruecos, México, Perú, República Dominicana, Colombia y Costa Rica.

En su empeño por seguir a la cabeza en prevención de riesgos laborales el Ejecutivo regional, a través de la Consejería de Empleo, Turismo y Cultura ha organizado este foro donde los profesionales podrán intercambiar conocimientos y experiencias. Está dirigido a todos aquellos que, desde el ámbito público o privado, trabajan cada día para lograr que las condiciones del trabajo sean más seguras y saludables.

Los menores índices de siniestralidad del país
En su intervención, la consejera Ana Isabel Mariño ha recordado que la región es la que tiene menores índices de siniestralidad de todo el país. Desde 2004, la Comunidad continúa siendo la región con menor índice de incidencia de accidentes graves, situándose un 60% por debajo de la media española. Y en el caso de los accidentes mortales se encuentra entre las tres comunidades con menor índice de incidencia, que es un 40% inferior al nacional.

El índice de incidencia del total de accidentes de trabajo (número de accidentes por cada 100.000 trabajadores) entre junio de 2013 y mayo de 2014, se encuentra un 11,66% por debajo de la media nacional y es el más bajo de todas las comunidades autónomas, según el último dato publicado por el Instituto Nacional de Seguridad e Higiene en el Trabajo.

En opinión de Mariño, el éxito del modelo madrileño se basa en la inculcación en las organizaciones que forman el tejido empresarial, y en toda la sociedad, que la prevención es tarea de todos. Asimismo, ha recordado que en la Comunidad se ha logrado un cambio de mentalidad en la prevención, también con el apoyo de los agentes sociales sin los cuales, ha dicho, hubiera sido imposible. La consejera ha hecho hincapié en el papel del trabajador en la prevención laboral, como eje central de la tarea de concienciación, que no implica sólo al empresariado.

Asimismo, ha recordado que los sucesivos planes directores, redactados por el Ejecutivo regional en consenso con los agentes sociales, han sido desde 2002 la piedra angular de la labor preventiva del Gobierno regional. En ellos, ha precisado Mariño, se han invertido cerca de 300 millones de euros hasta la fecha, de los cuales en torno a un 23% han sido gestionados a través de los sindicatos y las asociaciones empresariales. Actualmente está en marcha el IV Plan Director, en el que se enmarca el Congreso y que es la hoja de ruta de la política preventiva de la nuestra región desde 2013 a 2016.

Fuente e imagen: www.madrid.org