Un nuevo medicamento para el cáncer de mama más agresivo, quimioterapia segura para los fetos y menos efectos secundarios en el tratamiento han sido algunas de las noticias más importantes hechas públicas en Congreso de la Sociedad Europea de Oncología Médica.

El Congreso de la Sociedad Europea de Oncología Médica (ESMO 2014), que este año lleva por lema ‘Medicina de Precisión en el tratamiento del Cáncer’, ha reunido en Madrid a 19.859 profesionales internacionales, de los cuales 1.585 eran españoles.

En el congreso se han presentado más de 1.500 trabajos (113 de investigaciones realizadas en España o con participación española) y se han hecho públicos avances en el tratamiento de distintos tipos de tumor.

Algunos de los más importantes han sido en relación al cáncer de mama metastásico HER2-positivo extendido a otras partes del cuerpo, en el que se ha logrado una mejora en la supervivencia a 16 meses al añadir el fármaco pertuzumab al tratamiento con trastuzumab y quimioterapia.

Se han presentado más de 1.500 trabajos y se han hecho públicos avances en el tratamiento de distintos tipos de tumor

Los autores confirmaron, tras un seguimiento a largo plazo del estudio CLEOPATRA –un estudio de registro en fase III en 808 pacientes que previamente no habían recibido tratamiento–, beneficios “sin precedentes” en este tipo de cáncer de mama, uno de los más agresivos y que padecen el 25% de las personas afectadas.

“La mejora de la supervivencia observada no tiene precedentes en otros estudios sobre cáncer de mama mestastásico”, asegura Sandra Swain, autora principal del Washington Hospital Center (EE UU).

Según los investigadores, el aumento de la supervivencia global fue consistente en todos los subgrupos de pacientes y la mejora en la supervivencia libre de progresión que se observó previamente se mantuvo a lo largo del seguimiento a largo plazo.

 “Este es uno de los mayores logros encaminados a convertir esta patología en una enfermedad crónica en un futuro próximo”

Javier Cortes, director del Programa de Cáncer de Mama en el Instituto de Oncología Vall D´Hebron de Barcelona y también autor del estudio, manifiesta que los resultados son muy significativos. “Este es uno de los mayores logros encaminados a convertir esta patología en una enfermedad crónica en un futuro próximo”.

Menos efectos secundarios

Otro de los estudios presentados en el congreso, a partir de una encuesta europea realizada entre 7.899 pacientes de Francia, Alemania, Italia, Reino Unido y España, revela que el porcentaje de interrupción del tratamiento por parte de los pacientes españoles es idéntico (un 7%) al de la media del resto de países estudiados.

“De este 7% de pacientes, un 87% seguían un tratamiento citotóxico (como radiación y quimioterapia) y un 13% una terapia hormonal”, explica Reena Khanna, de IMS Health en Londres y primera firmante del trabajo.

La neutropenia –bajada drástica de defensas– es el principal efecto adverso que lleva al abandono de la quimioterapia (36%), seguido de náuseas y vómitos (23%), anemia (21%), neuropatía (17%) y mucositis (15%), mientras que el dolor y los sofocos condicionan el seguimiento de la terapia hormonal.

Fuente: SINC

Imagen: Flickr