Una vez confirmado el primer caso de contagio de ébola en España comienzan las especulaciones sobre las causas que han podido provocar el contagio de una de las auxiliares de Enfermería que atendió al religioso Manuel García Viejo.  Recordamos que el religioso fué trasladado a España y falleció el pasado 25 de septiembre,  tras permanecer cuatro días ingresado

Analizando como puede producirse la transmisión de virus hay que tener en cuenta que se transmite a través del contacto directo con sangre u otros fluidos corporales (p. ej. saliva, orina, secreciones, semen, heces, leche materna y órganos) de personas infectadas, vivas o muertas.

El virus del Ébola no se transmite a través del aire, contrariamente al de la gripe, ni tampoco por el agua.

El virus del Ébola no es muy estable y es sensible a la desinfección. Se elimina fácilmente con jabón, lejía, luz solar o con la sequedad. Con el lavado de la ropa en la lavadora se destruye el virus.

Esto lleva a pensar en un posible fallo, o en los protocolos de protección de los trabajadores del hospital o bien por un mal uso de los equipos previstos. En la rueda de prensa que se ha realizado en el Ministerio de Sanidad los responsables médicos no han esclarecido las causas del contagio.

El Servicio de Prevención de Riesgos Laborales debe ahora investigar el caso y analizar si el fallo se ha producido en los protocolos de actuación o es debido al factor humano.

El Ministerio de Sanidad se centra en controlar la salud de los 30 profesionales que han estado en contacto con los enfermos y a los posibles contactado de la trabajadora afectada.

Imagen: Flickr