El cumplimiento de los límites de velocidad podría evitar la muerte de al menos 350 personas al año.

El aumento de los viajes por carretera en los meses de verano y el mayor tránsito de vehículos por vías secundarias, debido al incremento de desplazamientos cortos que se realizan desde los lugares de descanso a otras poblaciones cercanas son algunas de las causas que lleva a la Dirección General de Tráfico a poner en marcha desde hoy y hasta el próximo domingo  24 de agosto una campaña especial para intensificación de la vigilancia y control de la velocidad.

Durante una semana los agentes de la Agrupación de Tráfico intensificarán la vigilancia en todo tipo de vías interurbanas, sobre todo en las carreteras convencionales, para comprobar que los conductores circulan a la velocidad  establecida. Hay que recordar que las carreteras convencionales son las más peligrosas, las que mayor número de víctimas registra y en las que los límites de velocidad menos se respetan.

Como en campañas anteriores, se ha invitado a los ayuntamientos y a las comunidades que tienen transferidas las competencias de tráfico a sumarse a esta campaña, para transmitir el mensaje de que siempre se deben respetar  los límites de velocidad establecidos, independientemente de la vía por la que se circule, con el fin de reducir la accidentalidad y la gravedad de los lesionados.

Imagen: Flickr