La lumbalgia es el principal problema que producen los viajes largos tras las vacaciones de verano. La dolencia afecta sobre todo a los conductores, aunque también pueda aparecer tras viajar en avión o tren. Para evitar estas sobrecargas, los expertos recomiendan hacer paradas, intentar modificar la postura en el asiento y tomar medicamentos, de origen natural, de acción biorreguladora.

El conductor es el que más problemas de espalda sufre “no por mantener una mala postura, que también influye, sino por tener la misma durante un tiempo prolongado, con las piernas, el cuello y los brazos en tensión, lo que provoca una sobrecarga de la espalda y la aparición de dolor en la zona lumbar”, explica Martínez Silván.

Fuente: www.farodevigo.es

Imagen: Flickr